Los sueños fallados de Che Guevara

Che Guevara, un líder famoso de la revolución cubana, se mató en 1967 continuando la lucha contra lo que percibió era la opresión imperialista. Durante su vida, era una marxista pura, dejando la seguridad de trabajar como médico y odiando las posesiones materiales. Lo triste es que ahora, 35 años después de su muerte, es claro que sus sueños han fallados.

Cuando Guevara, Fidel Castro, y su ejército invadieron Cuba en 1956, fueron manejados por la causa comunista de liberar su gente de la opresión imperialista y capitalista. A la vez, el URSS todavía fue un gran poder mundial, y con su ayuda, las comunistas lograron el control del país. Guevara fue soldado agresivo y listo, y se hizo un comandante del ejército cubano pronto después de que empezó la revolución. Guevara no fue una comunista típica. Siguió tanto las enseñanzas de Mao Tse-Tung que aun se volvió desencantado con el URSS, acusandolo de no dar suficiente ayuda a otros países comunistos. Guevara totalmente abrazó los ideales del comunismo; rechazó posesiones materiales y quiso poner el poder en los manos de la gente. Dedicado a sus ideales, aun trató de empezar una revolución en el país de Congo en Africa.

Ahora es claro que el comunismo y los sueños de Guevara han muertos. Otros países comunistas como Vietnam y China hacen negocio con países capitalistas cada día. Además, Cuba se ha dejado en el pasado. Aunque hace 40 años que los EEUU imponen una prohibición en Cuba, la realidad es que Cuba es un factor no pertinente en asuntos del mundo. Los presos políticos y una falta de la competición política son las solas cosas dejada de la revolución comunista.

Cuando Jimmy Carter, el ex-presidente de los EEUU, empezó su viaje a Cuba esta semana para discutir las violaciones de los derechos humanos, había mucha controversia acerca de Cuba. Cuba fue acusada por los EEUU de producir las armas biológicas. Tal vez este sea la sola manera de que Castro y su país puedan ganar alguna publicidad porque la importancia de Cuba y comunismo totalmente han disminuidos. Es probablemente una buena cosa que Guevara no pueda ver lo que pasa ahora.